Diez días después de una abdominoplastia la paciente ya puede levantarse algo más, deambular un poco más pero seguir con mucho cuidado hasta los 20 días ya que la recuperación total son 3 semanas.